MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Oregon en centro de debate sobre importancia de raza en distribución de vacunas COVID-19

OHSU held the first drive-thru vaccination clinic at the Oregon Convention Center on Saturday. January 10, 2021 (KATU Image)

PORTLAND, Oregon (AP) - El papel que debería desempeñar la raza a la hora de decidir quién tiene prioridad para la vacuna COVID-19 en la siguiente fase del lanzamiento pone a prueba en Oregon. El tema ha sido motivo de tensiones en torno a la equidad y acceso a las vacunas a nivel nacional.

Un comité asesor que brinda recomendaciones a la gobernadora de Oregon y a las autoridades de salud pública votarán el jueves sobre si dar prioridad a personas de minorias, con enfermedades crónicas o alguna combinación de grupos con mayor riesgo de contraer el coronavirus.

En consideración están los trabajadores en actividades esenciales, refugiados, reclusos y personas menores de 65 años que viven en entornos de varios miembros.

El comité de 27 miembros se formó con el objetivo de mantener la equidad en las aplicaciones de la vacuna contra la COVID-19.

Sus miembros fueron seleccionados para incluir minorías raciales y grupos étnicos, desde refugiados somalíes hasta habitantes de las islas del Pacífico y tribus.

Las recomendaciones del comité no son decisivas, pero brindan información fundamental para la gobernadora Kate Brown y guían a las autoridades de salud en la aplicación de las vacunas.

"Se trata de revelar el racismo estructural que permanece oculto. Influye en las disparidades que experimentamos antes de la pandemia y exacerbó las disparidades que experimentamos durante la pandemia", dijo Kelly Gonzales, miembro de Cherokee Nation of Oklahoma y experta en disparidad de salud en el comité.

El virus ha afectado de manera desproporcionada a las personas de color. La semana pasada, el gobierno de Biden volvió a enfatizar la importancia de incluir la "vulnerabilidad social" en los planes estatales de vacunación, con la raza, la etnia y la división rural-urbana a la vanguardia.

En Oregon, oficiales de salud trabajan en base al índice de vulnerabilidad social, que incluye analizar los datos del censo de EE. UU. para luego relacionarnos, por ejemplo, con estado ocupacional y niveles de ingresos, dijo Rachael Banks, directora de la división de salud pública de la Autoridad de Salud de Oregon (OHA).

Roberto Orellana, profesor de la Universidad Estatal de Portland, quien lanzó un programa para capacitar a estudiantes en el rastreo de contactos en comunidades hispanas señaló que las personas hispanas tienen aproximadamente un 300 % más riesgo de contraer COVID-19 que personas de raza blanca.

Orellana espera que sus estudiantes, que están haciendo prácticas en agencias y organizaciones estatales, puedan poner en funcionamiento sus conocimientos tanto en el rastreo de contactos como en la defensa de las vacunas en las comunidades migrantes y trabajadores agrícolas. "Vacunar a trabajadores esenciales, prisioneros y personas en hogares multigeneracionales hará entender a las personas de color y las pondrá en el centro de atención del proceso de vacunas, dijo.

"No quiero quitar los derechos de otros miembros de la comunidad. Es una pregunta difícil, difícil, y cada grupo tiene necesidades y preocupaciones válidas. No deberíamos estar pasando por esto", dijo Orellana. "Deberíamos tener vacunas para todos, pero no estamos en ese nivel".

Nota original en el AP.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending