MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Organización local demanda a las autoridades de inmigración estadounidenses

Documentos de la corte.

TRI-CITIES, Wash. -- Proyecto de Inmigrantes del Noroeste sometió demando a las autoridades de inmigración estadounidenses por parte de un padre e hijo cuyo sufrieron daños después de ser separados por nueve meses.

“Metimos esa demanda por parte de un papa y su hijo que fueron separados por la migra en la frontera tal como pasaron a miles de personas en 2018 cuando entraron esa política de separar a las familias que estaban llegando a la frontera buscando protección buscando asilo”, explico Matt Adams Director Legal Proyecto de Inmigrantes del Noroeste.

Según Adams el abogado del padre e hijo, ambos huyeron de su país de origen de Guatemala y entraron a los Estados Unidos en junio del 2018 por la frontera de Texas y México.

Pero fueron separados, después de ser detenidos por agentes de inmigración.

Por razones de temor y seguridad no revelaremos los nombres ni identidad de ambas víctimas.

El hijo un menor al momento de los hechos fue trasladado miles de millas de distancia a un centro de menores en Lincolndale, Nueva York, mientras que su padre se quedó detenido en Texas. Por más de una semana padre e hijo no tuvieron contacto.

A un mes de estar separados el padre fue notificado que finalmente seria reunido con su hijo.

“El papa se emocionó lo llevaron a un avión, pero en vez de reunirse deportaron al papa solo a Guatemala”, dijo Adams.

Mientras tanto su hijo estaba sufriendo abusos en el centro de menores donde los propios empleados abusaron de él, esto según los documentos de la corte.

“Durante esos nueve meses sufrió varios tipos de abusos físico emocional sexual también hasta que le dieron medicamento, pero sin permiso sin avisar a su familia”, explico Adams.

Por temor de que lo mataran, el padre huyo de Guatemala de nuevo. Un juez ordeno la reunión de padre e hijo.

La organización Proyecto de Inmigrantes del Noroeste sometió una demanda contra las autoridades de inmigración de estados unidos el jueves 15 de octubre de la semana pasada en la corte de Seattle en el condado de King.

Finalmente, padre e hijo fueron reunidos en marzo del 2019 y al momento viven en el condado de King donde esperan el proceso de asilo.

Sin embargo, su abogado Adams dice que este caso solo es un ejemplo de los miles de otros casos de familias separadas en la frontera cuyo aun sufren de los daños.

Es importante recalcar que por nuestra parte intentamos de comunicarnos con la Oficina de Reasentamiento de Refugiados cuyo supervisa las instalaciones donde la victima menor sufrió abusos y hasta el momento no hemos recibido un comentario de su parte.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending