MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Dos compañías de huertas de Yakima enfrentan demandas por más de $450 mil

(Photo by Sean Gallup/Getty Images)

YAKIMA - El fiscal general del estado de Washington tiene una demanda contra dos compañías de huertas de Yakima en un esfuerzo por recuperar más de $450,000 en salarios retrocedidos no pagados a los trabajadores.

La acción legal se basa en una investigación del Departamento de Labor e Industrias (L&I) del Estado de Washington.

La agencia encontró que más de 400 trabajadores no recibieron el pago correcto por su trabajo entre 2018 y 2020.

Según los registros, G&G Orchards Inc., y RC Orchards LLC, junto con los propietarios Rene y Carmen García, son nombrados en la demanda, presentada el 18 de agosto en la Corte Superior del Condado de Yakima.

“Estos trabajadores ganaron cada dólar por lo que trabajaron”, dijo Chris Bowe, director adjunto de la División de Prevención del Fraude y Normas Laborales de L&I. “Con la Fiscalía General de la Nación, estamos haciendo lo necesario para mantener un alto nivel de respeto por la dignidad de los trabajadores y por lo que hacen”.

Según la investigación, las empresas no pagaron a los trabajadores el salario correcto por pieza de fruta cosechada. A los trabajadores también se les deben salarios por estar obligados a permanecer en el lugar de trabajo mientras esperaban a que las máquinas era reparadas.

En total, la investigación de las agencias determinó que las empresas debían a los trabajadores alrededor de $408,000 en salarios e intereses; y otros $42,000 en tiempo de espera de componer maquinaria.

“Estaban en un almacén de empaque esperando a que se arreglaran las máquinas”, dijo Bowe. “No eran libres de hacer su propia cosa y, en su lugar, se les exigía que permanecieran en el sitio”.

Las empresas rechazaron los amplios esfuerzos para llegar a un acuerdo. Además de los salarios retrocedidos, L&I y AGO quieren que las huertas mejoren sus prácticas contables haciendo dos cambios claves:

* Realización de auto-auditorías cada seis meses para el próximo año, y presentación de un informe a L&I con registros de pago que muestran que están cumpliendo con la ley.

* Cambio de las prácticas de mantenimiento de registros para que los documentos incluyan todas las horas trabajadas cada día y cada semana para todos los empleados. Esto incluiría registros de precios por pieza de fruta cosechada diariamente, y cuando reciben descansos.

El año pasado, las huertas llegaron a un acuerdo en una demanda separada presentada por el Proyecto de Justicia del Noroeste basado en Seattle. El grupo presentó una demanda de salarios retrocedidos en nombre de siete trabajadores H-2A que finalmente recibieron $240,000 en salarios y daños.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending