MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Evans Fruit pagará más de $270 mil a demandantes en casos de acoso sexual y represalia

Evans Fruit Lawsuit settlement.jpg

YAKIMA, Wash.-- Evans Fruit llegó a un acuerdo con La Comisión Para La Igualdad de Oportunidades en el Empleo, EEOC por sus siglas en ingles.

En un comunicado de prensa, EEOC anunció que Evans Fruit, uno de los productores de manzana más grande en los Estados Unidos, pagará $272,000 a 20 demandantes.

Esto como parte de un acuerdo resolviendo demandas de acoso sexual y represalia pendiendo ante la Corte de Apelación del Noveno Circuito, según dice el comunicado de prensa.

Según el anuncío de EEOC, la compañía también acordó que los trabajadores que participaron en la investigación para llegar al acuerdo, no sufrirán represalias.

En Junio del 2010, la agencia federal, la cual impone leyes de discriminación laboral, presentó una demanda en contra de Evans Fruit alegando que varias trabajadoras en un rancho de la compañía enfrentaron acoso sexual por varios años.

En ese tiempo la agencia logró obtener una orden judicial preliminar en contra de Evans Fruit y un ex empleado, quien era el supervisor, por supuestamente tratar de intimidar a los trabajadores para que no colaboraran en la investigación de EEOC.

La orden judicial le prohíbio a Evans Fruit realizar cualquier tipo de acciones en contra de sus empleados, como pagar por testimonios favorables o disciplinar o despedir a los empleados por asociarse con los demandantes.

En Septiembre del 2011, EEOC presentó un segundo argumento en contra de Evans Fruit, demandando que esta clase de intimidación era ilegal. El Northwest Justice Project representó a los demandantes de la demanda de represalia quienes se unieron a EEOC. Sin embargo los dos casos resultaron en decisiones adversas.

La agencia EEOC y Northwest Justice Project apelaron ambos casos. Mientras esperaban una decisión del Noveno Circuito, EEOC, Northwest Justice Project y Evans Fruit llegaron a un acuerdo resolviendo todas las demandas en ambos casos.

En el comunicado de prensa, Aurelia Garcia, una de las demandantes, dijo: "Antes de esto, yo pensé que no tenía ninguna alternativa real. Pensé que el acoso y el miedo eran parte del trabajo, algo que tenía que aguantar para mantener a mis niños. Ahora yo se que hay leyes que me protegen a mi y a otras mujeres. Yo espero que ésto les de a otros trabajadores esperanza y que les ayude a que se exspresen."


close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending