MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Familia guatemalteca devastada tras muerte de trabajador agrícola por ola de calor

Defensores de derechos laborales exigen que se implementen reglas de emergencia para proteger a trabajadores como Sebastian Francisco Perez quien murió el 26 de junio, 2021 debido a la ola de calor.JPG

SAINT PAUL, Ore. – Una familia de nuevo está de luto tras la muerte de un trabajador inmigrante que falleció durante la ola de calor que azotó a Oregon a finales del mes pasado.

Familiares de Sebastián Francisco Pérez, un hombre guatemalteco de 38 años de edad, lo describieron como un hombre trabajador y que le gustaba platicar y jugar ajedrez.

“Siempre jugábamos ajedrez y pues en ese rato él siempre me decía cuando el salía de bañar, me decía ‘vamos a jugar’, y hay ya me llamaba y salía a jugar con él. El día viernes él estaba bien, estuvimos platicando y todo, él me platicaba bien pero nunca iba a imaginar que el siguiente día iba ser su último día de él”, dijo Pedro Lucas-Lucas, sobrino de Francisco.

La desgracia no ha dejado en paz a la familia de Lucas-Lucas. A finales de noviembre 2019, Pedro perdió a tres familiares tras una colisión de vehículo en el que viajaban 13 de sus familiares cerca de Salem.

“Se nos pone un poco difícil al pensar en los familiares que se nos están muriendo y teniendo mucha gente diferente trabajando con ellos, que casualidad que a nuestra familia es al que le toca”, dijo Lucas-Lucas.

El trabajador guatemalteco había llegado a Oregon para trabajar y mantener a su madre y esposa en su país natal.

Esa mañana, Pedro quien trabaja en un vivero cercano, dijo que a ellos se les canceló el trabajo debido al calor, pero que a su tío, quien trabajaba en otro vivero, sí se les dio instrucciones de seguir trabajando.

“Ellos son del riego y se les puso más fácil para ellos. Yo creo y pensaron que iba estar mejor y pues les dijeron hasta que aguantaran se podían ir, pero ellos se quedaron más tarde”, comentó Lucas-Lucas de lo que sucedió esa día fatal.

Él dijo que recibió una llamada alrededor de las 3:00 p.m. de unos trabajadores que habían encontrado a Sebastián tirado, agonizando en el campo.

“Yo salí corriendo de la casa, agarré el carro y me vine corriendo y ya a medio camino, son como 25 minutos de aquí en Gervais, me dicen los muchachos ‘ya no está respirando, está agonizando’, OK, les digo, ‘si ven que está muy grave llamen a la ambulancia y ellos llamaron rápido a la ambulancia y en lo que llegué yo, la ambulancia no había llegado porque no sabían cómo darle la ubicación”.

El fin de semana, defensores de derechos laborales organizaron tres vigilias en honor a Sebastián y para exigir que se implementen reglas de emergencia para proteger a trabajadores que laboran al aire libre.

“OSHA debería de implementar reglas de emergencia inmediatamente para que otros trabajadores no sufran lo mismo”, dijo Romeo Sosa, con la Colectiva de Migrantes.

La oficina de la gobernadora emitió un comunicado el martes por la mañana diciendo que “mientras OSHA busca implementar reglas permanentes relacionadas al calor extremo, la gobernadora ha instruido a la agencia a emitir reglas temporales esta semana para proteger a trabajadores. Se espera que las reglas incluyan requisitos para empleadores en la provisión de sombra, tiempo de descanso y agua para los trabajadores agrícolas”.

Oregon OSHA, confirmó que están trabajando para emitir estas reglas y que “tiene el poder de adoptar reglas temporales y de emergencia. Estas reglas no requieren el aviso de creación de reglas o periodo de discusión”.

Para la tarde del martes, la gobernadora envió un comunicado informando sobre la implementación temporal de protecciones de emergencia hasta septiembre, cuando entrarían en vigor éstos reglamentos pero de manera temporal.

Al adoptarse, serían válidas por 180 días, pero se requiere demostrar la urgencia de dichos reglamentos.

Desde Guatemala, en una video llamada el fin de semana, la madre de Sebastián, María Francisco Pérez, dio las gracias a la comunidad por su apoyo.

“Muchas gracias por su ayuda, ayudando, muchas gracias, Dios se los pague”.

La viuda de Sebastián, María Lucas Alonso, también pidió que se implementen reglas para evitar que esto vuelva a suceder.

“No queremos más tristeza, no queremos que así pasen más nuestros paisanos ahí”.

La familia tiene planes de repatriar los restos de Sebastián a Playa Grande-Ixcán, Quiche en Guatemala que costaría alrededor de $13,000.

La cónsul honoraria de Guatemala en Portland, Marta Guembes, dijo el sábado que ella y el gobierno de Guatemala están apoyando a la familia con el proceso de repatriación.

“De parte del gobierno de Guatemala sabemos que hemos perdido a un hijo más en unas circunstancias destrazosas (sic), el gobierno de Guatemala y yo estamos trabajando en los procesos necesarios con la familia para apoyarles con lo necesario”.

Un grupo con el sindicato de trabajadores agrícolas PCUN, ha establecido una cuenta de GoFundMe para ayudar con los gastos, si desea ayudar, haga clic aquí.

Para apoyar las medidas de implementación de reglas de emergencia ante el calor extremo y humo PCUN también tiene maneras en que miembros de la comunidad podrán participar, para más información, haga clic aquí.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending